A dos años de la Norma de Estacionamientos

Después de 2 años, las organizaciones proponentes, evalúan la implementación de la Norma Técnica de Proyecto Arquitectónico para Estacionamientos.

En 2017 se aprobó la Norma en donde se cambia la palabra mínimo por máximo para poder incidir en la no construcción de estacionamientos.


Esta norma es aplicada en las nuevas edificaciones, se establecen máximos y si el constructor quiere dar oferta de más estacionamiento, el costo de construcción es mucho más caro.

Reforma

Calculan menos CO» con norma

Amallely Morales


Cd. de México  (11 diciembre 2019).- Con la reforma a la Norma de Estacionamientos aprobada en 2017 se redujeron entre 413 mil y 570 mil toneladas métricas de emisiones CO2 en la Ciudad, de acuerdo con un reporte del Instituto de Políticas Públicas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

En la presentación del estudio «Más Ciudad, menos cajones», el organismo detalló que dicha cantidad equivale al consumo eléctrico anual de 58 mil 800 hogares.

El ITDP presentó e 2014 el primer informe en el que mostró cómo el estacionamiento es el uso de suelo predominante en la Ciudad y el que más crece.
Por lo tanto, el Instituto sugirió cambiar el numeral 2.1, Estacionamientos, de la Norma Técnica Complementaria para el Proyecto Arquitectónico, donde había un mínimo de entre 1 y 3.5 cajones de estacionamientos por vivienda, cuando ahora hay un máximo de 3.
Además, de que se propuso la disminución del espacio máximo por cajón en centros comerciales y edificios administrativos.
De las seis sugerencias entonces presentadas, sólo una fue atendida completamente, la de la eliminación del mínimo.
«Tenemos que estar viendo lo que sucedió, porque esto sí es un ejemplo de algo totalmente impulsado desde la sociedad para presionar al Gobierno para que cambiara la norma», aseguró Zara Snapp, una de las autoras del estudio.
Con el ajuste, el espacio habitable aumentó en 15 por ciento, mientras que el dedicado al estacionamiento disminuyó en 21 por ciento, según el informe.
De las seis recomendaciones, cuatro se han aplicado parcialmente y la otra no se realizó, ya que no se ha logrado controlar la ubicación, cantidad y criterios de calidad de los estacionamientos.
«Esto se debe hacer para que nunca haya más de la cantidad que se haya definido», afirmó Andrés Sañudo, también autor.
También se analizó el caso de la Alcaldía Cuauhtémoc para conocer el impacto de la modificación en esta demarcación.
«Es difícil encontrar propiedades sin cajón de estacionamiento. Sin embargo, hay un repunte de nuevas construcciones sin cajones», aseguró el ITDP.
En Hipódromo Condesa cada cajón de estacionamiento aumenta el precio de una vivienda en 830 mil pesos, mientras en Buenavista el aumento es de 200 mil, agregó.
El estudio se realizó junto con el IMCO, Core Foro Urbano CDMX, Re urbano y Desarrollador Confiable.
En las conclusiones, los organismos hicieron un llamado para actualizar la norma con un enfoque más estricto para la reducción de emisiones y revisar que la zonificación responda a criterios de accesibilidad urbana.