«Aplazan» la consulta pública del PGD y del PGOT

Al parecer el supuesto aplazamiento que anunció el nuevo Secretario de Gobierno, Martí Batres, no se debe a la caridad de Claudia Sheinbaum, sino a los tiempos que marca la legislación.


Es ya una costumbre del partido en el poder, no revisar la normatividad ni los procesos establecidos en ella. Seguro están corrigiendo la plana. Hoy el Diputado Federico Döring en conferencia de prensa, hablo del proceso legislativo para  la aprobación tanto del plan y del programa y necesariamente, tienen que estar seis meses en el recinto legislativo para su análisis.


Quedamos muy atentos a lo que sigue, que cancele la convocatoria de consulta pública mediante publicación oficial en la Gaceta, veremos hasta dónde llega el Gobierno de la Ciudad.


Reforma

Abren en planeación la puerta a proyectos

Selene Velasco

Cd. de México  (20 julio 2021).- El Gobierno de la Ciudad abrió la puerta a que se conformen proyectos ciudadanos en planeación con la ampliación de una semana a seis meses de la consulta ciudadana sobre el Plan General de Desarrollo 2020-2040 y el Programa General de Ordenamiento Territorial 2020-2035.

REFORMA publicó que organizaciones civiles apuntaron que los proyectos enviados ya al Congreso para la planeación de la Ciudad, por los próximos 20 años, no pueden ser contemplados para su aprobación como se encuentran, pues repiten problemas que tuvieron las propuestas de Miguel Ángel Mancera y Marcelo Ebrard.

Tras esto, el titular de la Secretaría de Gobierno, Martí Batres, dijo que la consulta será de seis meses y que se fijaría para octubre de 2022 el plazo para la entrada en vigor de dichos programas.

«La idea es que sea una verdadera consulta y una participación en la elaboración de estos documentos», dijo Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno.

«Está abierto, obviamente, a todas las propuestas. Lo que está plasmado ahí no es la idea de la Jefa de Gobierno, en estos documentos, son los sentimientos que hemos ido recogiendo desde muchos años que vivimos en la Ciudad, como ciudadanos y como Jefa de Gobierno, desde mi campaña y posterior», indicó.

Tras el anuncio del Gobierno capitalino, representantes de grupos vecinales advirtieron que el objetivo en el nuevo proceso será desechar los proyectos que ya se enviaron al Congreso para elaborar otros, a partir de opiniones ciudadanas.

Josefina MacGregor, de la organización Suma Urbana, enfatizó en que la ley obliga a las autoridades a que las opiniones ciudadanas sean vinculantes, incluidas en el instrumento de planeación.

«Esperaríamos que se eliminara todo el contenido porque es inaceptable lo que traen y que, de acuerdo a la Ley del Sistema de Planeación, se estipulen las condiciones para iniciar de cero», dijo.

MacGregor indicó que los proyectos enviados son inaceptables y alertó porque se permitan construcciones sin lineamientos claros, en zonas ya rebasadas, utilizando redensificación, nuevos bares, restaurantes y más construcciones.

«Cómo vamos a opinar, cuáles son los instrumentos, cuáles son los lineamientos, herramientas, si quieren que opinemos sobre el mismo documento enviado. Ese ya no es válido, no se puede utilizar porque es una nueva Legislatura», enfatizó.