De nuevo la Ley Inquilinaria

Como se dijo en su momento, este tema regresaría a la mesa de discusión, no pensamos que sería tan rápido. Otra vez diputados, activistas y especialistas vuelven al tema.


No recriminamos esta acción, simplemente se necesita una mayor reflexión para las propuestas. Sabemos que hay carencias y abusos de ambos lados, arrendatario y arrendador, por ello, es necesario el equilibrio. Ahora sí que como dice el dicho: «Ni tanto que queme al Santo, ni tanto que no lo alumbre».

Por otro lado, no se puede tratar igual al pequeño arrendador que a lo mejor vive de la renta de un departamento a las grandes empresas inmobiliarias que actualmente construyen para rentar.


Reforma

Prevén replantear Ley Inquilinaria

Víctor Juárez
Cd. de México  (20 agosto 2020).- Especialistas, legisladores y activistas previeron que las reformas planteadas al Código Civil orientadas a la protección de los arrendatarios de vivienda en la Ciudad de México pueda plantearse nuevamente ante el Congreso local, luego que levantaran polémica por presuntamente afectar los derechos de propietarios y fuera retirada del debate en el legislativo. Durante la segunda de las «Jornadas sobre el debate inquilinario», organizadas por el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (IIS) y la Coalición Internacional del Hábitat (HIC), los participantes se pronunciaron por seguir abordando la vulnerabilidad del 25 por ciento de la vivienda que, en la Ciudad de México, se habita bajo el esquema de arrendamiento.

«Los retos actuales son diversos, sin embargo, lo que está primariamente sobre la mesa es poder definir los perfiles de los propietarios y los inquilinos con mayor claridad, describir los mecanismos de alquiler en los que intervienen fenómenos de subarrendamiento informal, el arrendamiento turístico, entre otros, que hoy son invisibles», señaló Rosalba González, consultora en materia de desarrollo urbano.

Los legisladores Valentina Batres y Eduardo Santillán señalaron que ante la presentación de la iniciativa presentada en julio, hubo confusión y poco debate ante los verdaderos alcances de la misma, considerando que se propagaron falsedades respecto de ésta, pese a que el tema requiere de una nueva legislación.

«Había una presión muy importante para que se desechará la iniciativa y nos sentamos, platicamos los diversos escenarios y efectivamente la conclusión a la que llegamos fue que no había ninguna razón para desechar la iniciativa, que la iniciativa planteaba una problemática social muy clara, muy precisa, que técnicamente puede haber diversas alternativas y diversas soluciones», indicó Santillán, quien señaló que el legislativo obtuvo más de 150 mil opiniones ciudadanas al respecto.