El programa parcial de Lomas de Chapultepec, sigue sin aprobarse

El retraso es debido a las propuestas ciudadanas al parecer, lo que habla de la participación en la toma de decisiones de sus habitantes para definir qué es lo que quieren.


Esto es lo que se debe hacer con los procesos del Plan General de Desarrollo y el Programa General de Ordenamiento Territorial. Sí pasa tiempo, no importa, mientras se trabaje en consensos y en establecer qué es lo mejor y más sustentable de aquí a 15 o 20 años.


Reforma

Buscan en Lomas cuidar uso de suelo

Iván Torres

Cd. de México  (21 julio 2021).- Contener las violaciones al uso de suelo y resguardar las barrancas es uno de los objetivos del Programa Parcial de Desarrollo Urbano (PPDU) de las Lomas de Chapultepec, el cual busca ser aprobado por el Congreso de la Ciudad.

«Responde a las múltiples iniciativas ciudadanas que se han presentado en los últimos años y que buscan salvaguardar las barrancas, conservar el patrimonio cultural urbano, garantizar la seguridad de los habitantes, así como transparentar y ordenar el desarrollo inmobiliario», anota el proyecto del PPDU.

Existe una percepción generalizada de que las autoridades permiten violaciones al uso de suelo, precisa el documento.

«Las transformaciones han impactado a la población originaria que se había mantenido con un estilo de vida, por la transformación en el paisaje, más edificios, aumento de población flotante, así como incremento del tránsito vehicular y comercio en vía pública», anota.

Como parte de las consultas ciudadanas, un reporte del Centro de Colaboración Cívica plantea que el uso habitacional unifamiliar pasó a plurifamiliar, comercial, oficinas, con obras fuera de las alturas permitidas y ocupación de áreas de valor ambiental y zonas verdes.

«Desde la percepción de los vecinos, se ve reflejado en afectaciones a la movilidad, tales como saturación de vialidades, infraestructura deficiente en banquetas, estacionamiento insuficiente e inseguridad, por la llegada de personas ajenas a la colonia que pueden obtener información sobre los hábitos de los colonos», indica.

Consideradas como una de las virtudes de las Lomas, las barrancas Tecamachalco, Bezares, Dolores y Barrilaco reducen la capacidad de infiltración de lluvia y están en deterioro, anota el proyecto del PPDU.

Intervenciones inadecuadas con recursos de los presupuestos participativos, sin una planeación integral, aumentaron el sellado del suelo en las barrancas, en tanto predomina el abandono de camellones y glorietas.

Una parte de los residentes, indica la consulta del Centro de Colaboración Cívica, se inclina por mantener el carácter habitacional unifamiliar de las Lomas de Chapultepec, como establece el programa vigente, sin actualización desde 1992.

«Hay un grupo de vecinos que considera la densificación como una medida necesaria, es decir aumentar el número de viviendas permitidas por lote, siempre y cuando se haga de una forma ordenada y legal», anota el planteamiento ciudadano.

Existe consenso en que el uso de suelo debe ser eminentemente habitacional, concluye.