¿Qué ha pasado con la naturaleza durante el confinamiento de los humanos?

Debido al o más bien gracias al confinamiento que ha obligado  a personas de todo el mundo a quedarse en casa para frenar la propagación del nuevo Coronavirus, podemos rescatar un hecho que parece insólito pero que resulta dentro de todo una buena noticia; y es que el aire y el agua se han limpiado,  la ausencia de personas en las calles, playas y lugares públicos en general ha propiciado que un gran número de animales de vida silvestre, aparezcan en las grandes ciudades alrededor del mundo en lugares y a horas poco habituales. 

Los monos han tomado las calles de Tailandia, un ciervo fue visto paseando en Sri Lanka, coyotes han deambulado por la céntrica avenida Michigan y cerca del Puente Golden Gate de San Francisco. Un puma vagó por las calles de Santiago de Chile, cisnes nadan tranquilos en el lago de Londres, las cabras tomaron una localidad en Gales y en México, específicamente en Monterrey, un oso negro tranquilamente recorría las calles desiertas; además un extraordinario avistamiento se dio en las playas de Acapulco, Guerrero, donde una ballena emerge del agua con su característico movimiento y se logra apreciar el enorme tamaño del animal con sus aletas en el aire para después caer y provocar una explosión de espuma blanca a su alrededor, gracias a la nula presencia de lanchas en la zona. 

Algo que ha sorprendido al mundo en estos días, fue un leopardo de las nieves en Rusia; esto debido a que es una especie en peligro de extinción y hacía ya muchos años que no era visto un ejemplar tan hermoso como este. 

No estamos siendo invadidos, tampoco podemos afirmar que la naturaleza está tomando los espacios por la situación, pero sí debemos reconocer que por un hecho lamentable y las condiciones catastróficas para el humano como es la propagación del COVID-19, la naturaleza nos muestra el daño que hemos hecho y la necesidad de compartir y respetar a todos los seres vivos que habitamos en ella.

https://www.eluniversal.com.mx/destinos/el-leopardo-de-las-nieves-reaparece-despues-de-varios-anos