Y que dicen los desarrolladores inmobiliarios de la Participación Ciudadana

Pretenden silenciarnos. Piden que los ciudadanos no puedan proponer y elaborar sus programas parciales de desarrollo urbano. Además de que una vez emitidos los instrumentos de planeación, se evite someter a consulta el desarrollo de proyectos que estén «supuestamente» dentro de las normas. Es decir no se permita por ejemplo, la publicitación vecinal que actualmente sirve para que los ciudadanos colindantes puedan emitir observaciones al proyecto que se desarrollará a lado de su vivienda.


Al revisar las observaciones a las iniciativas de la Ley de Planeación, piden que la consulta pública (así es clasificada en la actual Ley de desarrollo urbano), a los programas de desarrollo urbano y parciales se lleve a cabo por Consulta Ciudadana, la cual pide un porcentaje de la lista nominal para solicitarla y luego el 15% de la lista nominal para que sea vinculatoria. Definitivamente esta cantidad de firmas son inalcanzables para poder llevar a cabo las consultas a los programas.


Lo que buscan es bloquear a los vecinos que realmente son los expertos en su entorno.


Reforma  Piden desarrolladores acota voz vecinal Israel Ortega


Cd. de México  (05 agosto 2019).- La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) pidió al Congreso de la Ciudad de México vetar las consultas sobre proyectos y retirar la facultad a vecinos de proponer planes parciales.

En un pliego de observaciones sobre la iniciativa de la Ley de Planeación de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, las inmobiliarias pidieron afinar la redacción para que se permita a los vecinos opinar en la elaboración de los planes que fijan qué se puede construir en sus colonias, pero no permitirles elaborar planes en su totalidad.

«Respecto a los programas parciales, se propone armonizar el contenido de la Iniciativa con lo dispuesto por el Artículo 15 (de la Constitución), «, dicen las observaciones de la ADI.

«Que ordena que los programas parciales deben ser formulados con ‘participación ciudadana’, sin que esto implique el otorgar el derecho a favor de los ciudadanos de elaborar programas parciales.De acuerdo con la agrupación de constructores, la petición al Poder Legislativo busca evitar entorpecer el trabajo del Instituto de Planeación, la nueva autoridad en el desarrollo urbano a largo plazo en la CDMX.
«Dicha posibilidad saturaría el trabajo del Instituto de Planeación, por el gran número de propuestas que recibiría para su dictamen, y generaría un ambiente de incertidumbre jurídica en afectación de la ciudadanía en general», agrega la Asociación.

La propuesta de la ADI también señala que una vez emitidos los instrumentos de planeación se evite someter a consulta el desarrollo de proyectos que estén dentro de las normas.

«La situación óptima es que una vez aprobados los programas respectivos, con la intervención de las autoridades obligadas a ello y con los mecanismos de participación ciudadana, sus disposiciones no sean objeto de nuevas consultas cuando se trate de la ejecución de proyectos permitidos en dichos programas», abundó la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios.

«Lo contrario desincentivará la inversión por la falta de certeza acerca de la ejecución de los mismos».

La morenista Claudia Sheinbaum prometió durante su campaña a la Jefatura de Gobierno de la CDMX que, de ganar el cargo, sometería a consulta de los vecinos los proyectos.